‘Mil Hojas’ de paño lenci + obras varias de Andrea Cavagnaro

Foto de un diseno con pano lenci de Andrea Cavagnaro Mil hojas Si

Fotos: cortesía de Andrea Cavagnaro

Me topé con el trabajo de Andrea Cavagnaro en una tienda del Buenos Aires Design, donde automáticamente me hipnotizaron sus palabras ‘mil hojas’ de paño lenci (como la que se ve arriba). Y, como suele pasar, al contactarla para saber más de su trabajo me sorprendí con la variedad y profundidad de cosas que hace.

Cavagnaro se formó como diseñadora industrial, pero sus trabajos se separan del diseño para explorar terrenos indefinidos. Tomemos el caso de los mil hojas de paño lenci, por ejemplo: parecen un perfecto accesorio para una casa, pero también podrían ser obras de arte por su función evocadora y generadora de reacción, que en mi opinión supera a la veta decorativa.

Algo parecido pasa con las instalaciones de la artista en la vía pública. El cubrir la pared de una casa precaria con peluche color fucsia parece algo sumamente bello que podría simplemente tener una intención estética, pero al pensar un poco en el acto, pareciera que hay algo más profundo que el simple fin de transformar el entorno.

Consultada por BA Inspiration, Cavagnaro asegura que para ella, “la práctica del arte está entre la personalidad egoica y el vacío”.

Sobre las palabras textiles, comenta: “cada palabra u objeto es un recordatorio, una suerte de intervención en las vidas privadas de los otros y a la vez una excusa para el goce de la repetición, pausas y ritmos del color, la forma y el tiempo mismo”.

“Comencé a trabajar con los textiles como una búsqueda puramente formal. Pero la etapa contemporánea se desprende del trabajo en el espacio público que realizo desde 2002, un poco por la necesidad del recogimiento en el trabajo de taller, luego de poner el cuerpo tan en situación con las intervenciones. En la manufactura textil, el cuerpo se conecta consigo mismo, con la respiración, la energía, con sus partes invisibles. Es un momento íntimo”.

Foto de un diseno con pano lenci de Andrea Cavagnaro Mil hojas MovimientoComo menciona arriba, antes estuvieron las interesantes instalaciones en espacios públicos: desde instalar frases con flores en el jardín del museo de arquitectura hasta cubrir paredes de casas particulares o fragmentos de estaciones de tren con peluche.

Acerca de éstas comenta: “la intervención es como un recordatorio para los otros y para mí. Es usar el espacio común como situación para la resistencia: la poesía fuera del museo, por ejemplo, porque sí es posible otro modo de las cosas. El arte desmitificado, el arte como trabajo, como medida de tiempo, vibración, pregunta sin respuesta. Un modo de vida cotidiana”.

Además de interesantes provocaciones, las palabras se me hacen un lindo regalo original. Las mismas se pueden comprar en diferentes locales o (lo más recomendado) contactando a la artista a través de su blog.

Más fotos abajo, y más información sobre Andrea Cavagnaro en su sitio.

Links:
Andrea Cavagnaro blog

1 Comment

Responder a Xeas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *