Instalación en la tienda Dédalo en Barranco. Foto