Detalle del frente del Teatro Urquiza. Foto