Ser europeo, ser blanco, ser protestante, en belga

Nube, de Peter De Cupere, y cuadro de Jan Fabre. FotoNube, de Peter De Cupere, y cuadro de Jan Fabre

Originada desde un pedido del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba al editor belga Bruno Devos, y curada por la joven cubana Sara Alonso Gómez, la exposición The importance of being (La importancia de ser) explora la producción actual de artistas con base en Bélgica o artistas belgas repatriados.

La idea, aseguran, no fue tanto definir algo sobre la identidad belga, sino más bien tender un puente entre ese país y Latinoamérica. Ese país, desde el centro de Europa, como punto de partida y como metáfora de dinámicas culturales y aproximaciones geopolíticas al tiempo específicas y globales. Esa región, también, porque supuestamente Bruselas es “la Berlín del siglo XXI” (por su costo de vida bajo y espacio disponible), que la convierte en un punto interesante para artistas.

Aunque la diversidad de nombres sin más unión que el país da como resultado una temática amplia, algunos temas como el colonialismo y la tensión entre modelos tienen momentos más que interesantes. Aquí, algunos seleccionados.

 

De smog y del Congo

La ‘nube en la cabeza’ que formó parte de la comunicación oficial es obra de Peter de Cupere, que trabaja con olores. Él visitó Cuba para hacer trabajo de campo y una obra específica para la exposición, y capturó el olor a nafta y la idea de la contaminación (generada por los autos viejos) en esta instalación. Mandó a hacer un perfume de ese olor a un laboratorio de París, y le agregó el aroma a carne quemada, que impregnó en la nube. El resultado es una pieza en un museo en la que uno sube una escalera para sentir el olor que siente todos los días en la calle si es latinoamericano.

Al lado, un cuadro de Jan Fabre de la serie Tribute to Belgian Congo (Tributo al Congo belga), motivado por la historia de su país ‘conquistando’ y saqueando esa región del continente africano (El sueño del Celta, de Vargas Llosa, explora las atrocidades que significó esa ‘incursión’). Los cuadros supuestamente reflejan logos y productos de las compañías que organizaron tales horrores, recreados con caparazones de escarabajos. Según la curaduría, éstos eluden a la metamorfosis y/o a las riquezas robadas.

Nube, de Peter De Cupere, y cuadro de Jan Fabre. Foto

Nube, de Peter De Cupere, y cuadro de Jan Fabre

 

De leyendas y ladrillos

Ana Torfs presenta Legend (Leyenda), un conjunto de fotos de diferentes puntos de La Gomera, una de las Islas Canarias españolas, acompañadas de textos grabados con láser en aluminio. La obra juega con el doble sentido de la palabra leyenda: una historia y el texto que va debajo de una foto. Este espacio es usado para contar historias de diversos orígenes, pero todas conectadas a la isla, con un tono científico que evoca las expediciones de los naturalistas del siglo XIX.

Hanging piece o Pieza colgando vuelve al continente africano, pero esta vez a Sudáfrica: país de nacimiento de su autor, Kendell Geers. Fue creada en 1993, un período de tumultuosa transición entre el Apartheid y la democracia, en el que el equilibrio del país era tan frágil como un hilo con peso, y el ladrillo un arma barata y efectiva contra los autos del fascismo blanco. Un tenso cara a cara entre orden y caos; guerra y paz. “Los ladrillos de Pieza colgando están suspendidos en intervalos regulares a través de la instalación, capturados en movimiento, a mitad de camino entre el cielo y el infierno, con un hombro de distancia. Están embarazados con anticipación, ni constructores ni destructores, ni armas ni paredes, congelados en su caída”.

A pesar de la distancia con ese Sudáfrica convulsionado, su simbolismo no decayó. Al contrario: la tensión entre dos modelos opuestos está más vigente que nunca en el escenario global. Geers explica: “Si bien Pieza colgando fue inspirada en un contexto muy específico, la instalación no es menos relevante hoy. En ese momento creía en la política como una estrategia y método de transformación, pero ya no lo creo, ya que los líderes mundiales han demostrado que prefieren salvar a los bancos que hacer cualquier esfuerzo para salvar al planeta de un colapso. Hoy estoy convencido de que el materialismo político de la guerra fría de protestar con un ladrillo en la mano está vacío sin algo más en qué creer, porque una revolución sin amor está en bancarrota. El planeta está hoy en una encrucijada similar a la que Sudáfrica enfrentaba en 1993, a medida que las ganancias pelean su guerra contra los profetas”. ¡Amén!

Fotografías de Ana Torfs. Foto

Fotografías de Ana Torfs

Instalación de Kendel Geers 'Pieza colgando'. foto

Instalación de Kendel Geers ‘Pieza colgando’

 

Sombras que hablan

La última obra destacada en esta reseña es You’re not… (No eres…) de Fred Eerdekens. El belga trabaja con sombras que se crean de la interacción entre esculturas con los más diversos materiales y la luz. Es un mensaje con muchas aristas: la de las palabras, la de los materiales, la del juego con la luz y la del esfuerzo cerebral por entender el conjunto.

You're not..., obra de Fred Eerdexens. Foto

You’re not…, obra de Fred Eerdexens

 

The Importance of Being (La importancia de ser) está hasta el 4 de octubre en MACBA (Av. San Juan 328, San Telmo). Lun a vie 12 a 19, Sáb y dom 11 a 19:30. Entrada AR$ 50.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *